Bioléctrica de Ciego de Ávila sin señales de vida

Durante años la Bioléctrica instalada en Ciego de Ávila ha sido promocionada como muestra de innovación tecnológica. Con ella se pretendía garantizar un suministro importante de energía no contaminante al exhausto sistema electroenergético nacional. Pero esta planta se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno cubano, que no logra echarla a andar.

A inicios de este año parecía que finalmente la Bioléctrica arrancaría. La molienda en el central Ciro Redondo debía aportar el bagazo necesario, en tanto esta fábrica azucarera recibiría de la planta antes mencionada, la corriente eléctrica para su funcionamiento. Pero la sincronización no resultó, como detalla la prensa oficial.

Varios problemas se hallan entre las causas de la no sincronización entre el central azucarero y la planta generadora de energía a partir de fuentes renovables. Son necesarios ajustes y nuevas inversiones en la caldera, para que el bagazo se queme totalmente, igual que el marabú. Las diferencias en cuanto al grosor de ambas biomasas generan serias dificultades, y esto es algo que recién se descubrió.


Por otra parte, la mayoría de las cosechadoras están rotas, y la inestabilidad en el proceso de entrada del bagazo a la tolva pudiera provocar incluso una explosión. Tampoco el consumo de electricidad del Ciro Redondo se halla en los parámetros diseñados, pues demanda mucho más de la planta a la que debe sincronizarse. Por si no fueran suficientes las calamidades, hasta la falta de agua ha paralizado durante horas al central.


En espera del “médico chino”

Trascendió que las piezas de repuesto para echar a andar las cosechadoras rotas ya están en la Isla. Sin embargo, la solución de la mayoría de los problemas depende de la llegada de operadores chinos a Cuba próximamente.


Entre los planes de la provincia está contar para fines de este mes con ocho cosechadoras en acción, que aportarían  480 toneladas diarias de marabú. De cualquier manera, la demanda de la planta es de 1 200 a 1 500 toneladas de biomasa en 24 horas, por lo que no se lograría mucho.

Finalmente, la prensa oficial refiere que la siembra de los bosques energéticos para abastecer a la Bioléctrica cuando esta haya consumido todo el marabú de la zona, está muy lejos del plan. Solo se han plantado 307 hectáreas de las casi 4 mil previstas.

Ante tantas dificultades, saltan a la vista los errores de los estudios previos a esta costosa inversión, que supera los 300 millones de dólares. Y hasta ahora no hay ni corriente eléctrica, ni azúcar.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!