Mousses de mamey y de limón

En español: “cremas”. Para los amantes de las frutas, en especial, está dedicada la presente publicación de Directorio Cubano. Y para los amantes de la aventura, de explorar nuevas sensaciones. Disfrutemos de estas dos recetas, que muestran una nueva cara del coqueto mamey y del fresco limón.

Hoy ambas son frutas raras en Cuba. En peligro de extinción, casi podría decirse. También son caras las dos. Pero el gusto que despiertan no disminuye. Mamey y limón pertenecen al Olimpo de las frutas en el paladar del cubano.

Directorio Cubano, que lo sabe bien, reúne en un mismo artículo dos “paso a paso” para permitirnos experimentar formas no muy comunes de consumirlas.


Mousse de mamey

Ingredientes:

  • 1 mamey (mediano o grande)
  • 1 lata de leche condensada
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • canela en polvo

Para preparar nuestra crema podemos emplear la fruta en su estado normal, si estamos en estación. Y también la fruta congelada, si estuviéramos fuera de su tiempo.


  1. En la batidora, mezclamos el mamey y la leche condensada.

“Sobre todo si estuviera congelado, debemos empezar muy poco a poco, para no dañar el equipo. Primero en la mínima velocidad, hasta que se desbarate el mamey. Luego podemos aumentar la velocidad”, nos aconseja Ridian Rodríguez.

  1. Ponemos la crema en el refrigerador, por una hora y media.
  2. En tanto, preparamos un merengue con las claras de huevo y el azúcar.
  3. Luego mezclamos el merengue con la crema de mamey (en la mezcladora eléctrica).
  4. Terminamos añadiendo el polvo de canela.

Mousse de limón


Ingredientes:

  • 2 yemas de huevo
  • 60 g de maicena
  • 70 g de azúcar blanca
  • 300 ml de leche tibia
  • 50 g de mantequilla
  • 100 ml de zumo de limón
  • ralladura de cáscara de limón (opcional)

Con todo esto a mano, a trabajar:

  1. Mezclamos en un recipiente la maicena y el azúcar.
  2. Añadimos las yemas de huevo, el zumo de limón, y la ralladura (si así lo deseamos)
  3. Batimos bien hasta eliminar todos los grumos.
  4. Después, sin dejar de batir, incorporamos la leche tibia.
  5. Es hora de poner la mezcla a cocinar, a fuego medio. Es importante no dejar de revolver, para evitar los grumos.

(La crema tendrá la consistencia deseada en menos de 10 minutos, y se espesará aún más cuando se enfríe).

  1. Agregamos la mantequilla en cuanto retiremos nuestra crema del fuego, y batimos hasta derretirla e integrarla bien. (La mantequilla le brinda suavidad y brillo a la preparación).
  2. Dejamos refrescar un poco antes de depositar nuestra crema en otro recipiente para que se seque por completo, y poder almacenarla en el frío antes de servir. Es necesario taparla con un nylon retráctil pegado a la superficie de la crema, para evitar que se forme la costra superficial durante el secado.

Según Xiomarelis Rosette Mendez esta crema es un imperdible “si somos fans al pie de limón, a las tartaletas, o simplemente, al limón en general”.

Y es todo. Con los ingredientes necesarios las dos recetas resultan fáciles de elaborar. Y ambos postres brindan amplísimas posibilidades para la creatividad a la hora de decorar y servir. Un regalo de Directorio Cubano.

¿Tienes tus propias recetas? Comparte tu pasión con Directorio Cubano, envíanos tus recetas y fotos de tus platos y lo publicaremos. Escribe a [email protected]

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!